Toñi Moreno revela lo duro que fue convertirse en madre a los 46 años

Toñi Moreno ha contado su experiencia a la hora de ser madre tras padecer varios abortos previos a su parto en 2020.

Toñi Moreno es uno de los rostros más ilustres de la televisión española. La presentadora barcelonesa se dio a conocer a la luz pública en el año 2013 con el programa que condujo en La 1 llamado Entre todos. En dicho programa, Toñi Moreno, con todo su equipo, sirvió de inspiración para muchas familias que lo pasaron muy mal durante los peores momentos de la crisis económica del año 2008 con la mítica frase: «¿Qué tengo? Llamada».

El proceso de maternidad de Toñi Moreno.
Toñi Moreno y su transcurso para ser madre a los 46 años. Fuente: Instagram (@tmoreno73) – EllaHoy.es

Tras este programa, que, de forma inesperada, finalizó un año después de su estreno, Toñi Moreno presentó otros programas de renombre en la pequeña pantalla de nuestro país, como Mujeres y hombres y viceversa o Un año de tu vida. En cambio, su vida dio un giro radical de 180 grados hace tres años y medio.

En enero del año 2020, Toñi Moreno se convirtió en madre por primera vez de una niña llamada Lola y desde entonces, la actual concursante de MasterChef Celebrity no se cansa de decir de lo que feliz que es su vida desde que es madre. Aun así, no olvida lo difícil que fue el camino en varias ocasiones y apunta a que su hija llegó en un momento de «gran estrés».

Duro proceso con final feliz

Toñi Moreno, en una entrevista en el podcast Hablemos de fertilidad, ha confesado el tratamiento que siguió y lo complejo que fue para ella ser madre a los 46 años: «Por suerte, supe cuidarme mentalmente. El tema psicológico es importantísimo», reconoce.

Toñi Moreno jugando con su hija, Lola.
Toñi Moreno jugando con su hija, Lola. Fuente: Instagram (@tmoreno73) – EllaHoy.es

De igual, Toñi Moreno explica cómo fue el transcurso hasta que se convirtió en madre: «Intenté serlo con 35 años, y con mis óvulos, pero no tuve suerte. Sufrí dos abortos y, entonces, por el trabajo, lo aparqué y me planté en los 45. Como no quería pasar por el calvario de intentar que fuera con mis óvulos, ya que entiendo que a esa edad no tienen la calidad que deberían tener, opté por la ovondonación«, confiesa la presentadora barcelonesa. Por el contrario, Toñi Moreno nunca pensó en la adopción: «Me habría pillado muy mayor, ya que el proceso es larguísimo», añadió.

Por último, la comunicadora se refirió a aquellos que piensan continuamente en la genética: «A mí me decían que Lola era como mi padre: «A mí me decían que Lola era como mi padre. Yo la miraba y pensaba que el donante tenía que ser finlandés porque era muy rubia. La gente no tiene que pensar tanto en es aspecto«, concluyó.

Impostazioni privacy