Esto es lo que tienes que saber para ir vestida adecuadamente a una boda

Te dejamos varios tips para bordarlo en la próxima boda a la que estés invitada: cómo elegir tu vestido y cómo hacer que este brille aún más

Se acerca el día más importante de tu hija, tu hermano o tu mejor amiga y a ti solo te asalta una pregunta: «¿qué me pongo?». A todas nos surge está duda cuando se acerca un evento y mucho más si es el de una boda, pues los códigos de vestimenta llegan a ser muy estrictos, especialmente en las bodas tradicionales.

cómo vestir invitada de boda
Marido y mujer. Ella-hoy.es

Muchas veces nuestras dudas vienen por qué colores podemos utilizar y cuáles no, por la forma del vestido según qué clase de boda sea o qué complementos podemos o no llevar. Por todo ello, en muchas ocasiones resulta casi imposible encontrar un estilo que vaya con nosotras y se adecúe al evento.

Lo que debes saber para elegir tu vestido de invitada a una boda

En primer lugar y la duda más habitual, ¿puedo llevar un outfit blanco? ¿Y negro? Ambos colores han sido siempre colores vetados en estos eventos, pues el primero es el color por excelencia de las novias, quienes son las protagonistas del día. Por su parte, el negro siempre ha estado muy ligado al luto y por ello siempre se ha intentado evitar en estas ceremonias.

No obstante, ha habido cambios. Muchos de estos prejuicios han desaparecido a lo largo de los nuevos tiempos. El negro, actualmente, se considera un color apto para las bodas, tanto de día como de noche. Especialmente en estas últimas es cuando más lo podemos ver, tanto en vestidos minis, largos o trajes de chaqueta. Para bodas de día no hemos encontrado tanto este color, pero más por estética que por protocolo.

cómo vestir invitada de boda
Damas de honor. Ella-hoy.es

Por su parte, el blanco continua con el veto del protocolo tradicional. Sí estamos encontrando cómo se combina alguna parte del look, como americanas, tops o blusas en blanco. No obstante, no debemos abusar de él, pues le haremos sombra a la verdadera protagonista y no nos encontraríamos a gusto nosotras mismas. Por ello, el total look blanco se descarta por completo.

Otro de los problemas que más dolor de cabeza nos trae es el largo del vestido. Lo más habitual en las bodas de día es llevar un vestido corto, mientras que para la noche se reservan los vestidos largos. No obstante, aquí entra mucho en juego quién se casa y nuestra función en el evento. Por ejemplo, las más cercanas a la protagonista podrán lucir un vestido largo en bodas de día. También lo podrán hacer las damas de honor, hermanas y la madrina.

El lugar también influye para elegir nuestro look. Por ejemplo, si se trata de una boda en la playa podremos optar por vestidos largos de estilo boho, mientras que si se trata de una boda en el campo podrás ir con algo más relajado, como un vestido corto.

Más allá del vestido: los complementos

Un aspecto importante de nuestro outfit son los zapatos. Este ha sufrido grandes estigmas tradicionalmente, pero por suerte hemos ido eliminando muchos de estos. Por ejemplo, la idea de que las mujeres debían acudir a las ceremonias con tacón y dejar de lado los zapatos planos ha quedado de lado. Por lo que si no te sientes a gusto con tacones altos y finos, como acostumbramos a ver, puedes elegir una cuña, un pequeño tacón o, directamente, un zapato plano. 

cómo vestir invitada de boda
Invitados de boda. Ella-hoy.es

Bien es verdad que las sandalias de tacón o el mule elevado es uno de los más vistos en las invitadas de boda; pero no te preocupes, pues hoy en día existen miles de zapatos sin tacón o con una breve elevación, los cuales destacan especialmente con estilos románticos y relajados.

En cuanto a los tocados y pamelas, debemos poner el foco en las ceremonias de la alta sociedad, como bodas reales o de celebrities. De este modo, podremos entender mejor el protocolo tradicional. Para bodas de día, el tocado suele ser obligado. Asimismo, están aceptadas las pamelas y los accesorios de todo tipo. No obstante, si el evento es de noche es preferible llevar un tocado minimalista o una diadema. En cuanto a tamaño, en el protocolo tradicional no hay nada estipulado, tampoco para el estilo.

Impostazioni privacy