Conoce las hormonas que hacen que engordes

Las dietas o estrategias para adelgazar no suelen funcionar para las misma persona y todo se debe a las hormonas

El contexto del cuerpo y el metabolismo no es tan fácil como eso que hablamos de calorías que comemos, calorías que gastamos. Si esa fuera la resolución del problema, todos tendríamos el mismo resultado practicar deporte o al llevar una determinada dieta.

Conoce las hormonas que hacen que engordes
Conoce las hormonas que hacen que engordes – Ella-hoy.es

Somos esclavos de nuestro propio metabolismo, y este, a su vez, depende de las hormonas. El patrón hormonal establece la velocidad del metabolismo; por eso, un adolescente con un alto nivel de hormonas en sangre puede comerse dos hamburguesas y no ensancha lo que un adulto.

Cuando acumulamos grasa, las hormonas igualmente van a fijan dónde vas a acumular esa grasa. Esto ocurre porque cada hormona posee su gusto por un sitio específico del cuerpo. Sentimos darte esta noticia.

Las hormonas que hacen que engordes

Te presentamos a las hormonas responsables de la obesidad. Comenzamos con la insulina. Cuando tenemos mucha insulina en sangre nos frena usar grasa como energía, lo que hace muy complicada la pérdida de peso. A su vez, esto espolea la formación de grasa; pero no la estimula en cualquier lugar de nuestro organismo.

Las hormonas que hacen que engordes
Las hormonas que hacen que engordes – Ella-hoy.es

En las personas con un depósito de grasa marcada, sobre todo en muslos, glúteos y la parte externa de la cadera, es habitual hallar importantes niveles de estradiol en sangre. El estradiol es un tipo de estrógeno, y los bajos niveles de progesterona significan que, si el problema es un monopolio de grasa en estos sitios, no debes utilizar una igual estrategia que una persona con problemas de insulina porque no te va a funcionar.

El cortisol es una hormona que se entremezcla en ocasiones con el estrés. El cortisol debería estar más elevado durante la mañana para asistirnos en esa tarea tan complicada que es el despertar y bajar progresivamente durante el día. Sin embargo, por el ritmo de vida actual y a las muchas causas de estrés, muchos conservamos niveles altos de cortisol de forma crónica. Los desequilibrios en los niveles de cortisol frecuentemente están ligados con problemas de insulina y el cúmulo de grasa en el abdomen.

Igualmente, una inestabilidad en la función tiroidea se declara con la mengua de la energía, desprendimiento del cabello y permutas en la distribución de la grasa corporal. A diferencia del cortisol y los estrógenos, que tienden a colocar grasa en áreas específicas, un trastorno tiroideo usualmente lleva a un acopio más homogéneo de grasa.

La testosterona es otra más que incide no solo en el cuerpo sino también en factores relacionados con el bienestar físico y mental. Se está alcanzando una directriz, de forma más asidua, de hombres con bajos niveles de testosterona que podría estar vinculada a formas de vida más inmóviles, dietas poco saludables y otros factores.

Gestione cookie