Las diferencias entre el aceite de oliva y el de girasol y cuál es más saludable

Siempre existe una dicotomía entre la elección del aceite de oliva o el de girasol para emplear en la cocina

En el mundo de la cocina también hay eternas discusiones entre qué alimentos son mejores para según qué platos. Pero no solamente son litigios para preparar las mejores recetas, sino que también atañan a nuestra salud, porque históricamente elegir entre aceite de olivaaceite de girasol ha conducido a muchas discusiones.

Las diferencias entre el aceite de oliva y el de girasol
Las diferencias entre el aceite de oliva y el de girasol – Ella-hoy.es

El de oliva es bueno en grasas monoinsaturados, donde el protagonista es el ácido oleico. Estas características hacen que sea bueno para todo el sistema cardiovascular y por tanto baja considerablemente el colesterol malo y aumenta el bueno, que es el HDL. Igualmente este ácido contiene características para combatir la diabetes y el cáncer. El de girasol también tiene en su composición esta grasa pero en una menor cuantía y obviamente no contiene las mismas proporciones beneficiosas para la salud.

En el aceite de girasol se hayan muchos ácidos grasos poliinsaturados, donde su actor principal es el ácido linoleico, una sustancia que el propio organismo no puede crear por sí mismo. Este tipo de ácido es imprescindible para las membranas celulares, al igual que también tiene un control sobre el colesterol. Pero abusar de los poliinsaturados no resulta beneficioso ya que tienden a la oxidación y por tanto, a perjudicar las células y con ello que crezcan las posibilidades de enfermedades crónicas.

El de oliva o el de girasol, esa es la cuestión

Para luchar contra la oxidación, el aceite de oliva está compuesto por polifenoles. Igualmente tiene una dosis alta de vitamina E. Éstos dos componentes son vitales para mantener la piel en perfecto estado y que igualmente el sistema inmunológico no sufra ataques. Por contra el de girasol tiene menor cantidad de estas sustancias donde incluso los polifenoles casi son inexistentes.

El de oliva o el de girasol, esa es la cuestión
El de oliva o el de girasol, esa es la cuestión – Ella-hoy.es

En cuanto a temas culinarios, los dos son buenos aceites tanto para aplicar en aliños o como para optar freír con ellos. El de girasol tiene unas cualidades que lo hacen más propicio para aguantar temperaturas elevadas así que si queremos freír alimentos que vayan a someterse a altas temperaturas tendremos que elegirlo. Sin embargo, el de oliva tiene un sabor más intenso por ello se utiliza para salsas y aliños, prescindiendo de él para cocinar con elevadas temperaturas.

Los dos tienen igualdad en cuanto a calorías se refieren, pero la densidad del de oliva el sabor tienden a un uso de mayor cantidad, por lo que hay que ser comedido a la hora de su ingesta.

Quizás el aceite de oliva tiene más adeptos a la hora de elegirlo como el más saludable. Puede que el componente perjudicial de un exceso de los ácidos grasos poliinsaturados que contienen el girasol, sea lo que te cante la balanza en favor del de oliva.

Gestione cookie