El infalible rito de María Pombo para encontrar los objetos que daba por perdidos

De esta manera mágica apareció el anillo de la influencer tras haberlo dado por perdido en el campo. Te lo contamos como lo ha hecho.

A pesar de aparentar una vida perfecta por redes sociales, María Pombo también tiene algún que otro despiste.  No es la primera vez que la influencer española le sucede este problema, pero de todas ha salido bastante airosa gracias a este rito mágico.

Durante sus vacaciones de verano en su querida Cantabria, María ha tenido varios contratiempos. El primero vendría con la caída de su primogénito Martín mientras disfrutaba de saltos y juegos en las camas elásticas de la feria. Y hace unos días, María notificaba que había perdido un anillo. La última vez que lo vio fue durante su visita al terreno en el que están edificando la casa que ella y su marido Pablo están construyendo en la provincia cántabra.

Pero esta no era la primera vez que la influencer de moda perdía una joya durante su estancia en la casa que los padres de María tienen en el norte. El pasado mes de abril el objeto extraviado fue nada más y nada menos que el anillo de pedida de su madre. Una joya de gran valor tanto monetario, pero sobre todo emocional.

Aunque fueron momentos de tensión para María, las historias tuvieron un final feliz. En ambas ocasiones el objeto extraído volvió a su poder tras realizar este ritual. ¿Quieres conocer cuál fue?

Ritual a San Cucufato

Tal y como ha explicado la pequeña de las Pombo, desde que era pequeña aplica este método para encontrar objetos que ha perdido y no logra encontrar. Y en todas las veces que lo ha aplicado, ¡le ha funcionado!

Maria pombo San Cucufato
Hazle un nudo a un pañuelo para hacer el rito de San Cucufato. Ella-hoy.es

Pero ¿en qué consiste este ritual? El primer paso que hay que hacer es crear un nudo en algún tipo de pañuelo, un trapo, calcetín o cuerda. Mientras lo atas, se debe recitar la siguiente frase que ha usado María Pombo: “San Cucufato, San Cucufato de los coj*nes te ato, si no me encuentras mi (*inserte objeto perdido*) no te los desato”.

Ahora solo queda guardar el objeto que hayamos utilizado para hacer los nudos hasta que aparezca nuestro ensere extraviado. Si, San Cucufato media y te lo devuelve solo queda volver ir a deshacer los nudos al santo pedirle perdón por las amenazas y, por supuesto, darle las gracias.

Gestione cookie