Las increíbles exigencias que cumplió Kate Winslet en Titanic

Una joven Kate Winslet tuvo que cumplir increíbles exigencias del director James Cameron para conseguir el papel protagonista de Rose DeWitt Bukater en la película Titanic.

Además de sus habilidades interpretativas como actriz, la británica tuvo que cumplir con exigencias físicas, de forma de hablar e incluso de capacidades atléticas para conseguir el papel más importante de su carrera.

Kate Winslet y Di Caprio en Titanic
Winslet y Di Caprio, en la escena más famosa de Titanic – Ella-hoy.es

La carrera de Kate Winslet y Leonardo Di Caprio tuvo un antes y un después en 1998. Los dos hicieron probablemente el papel más importante de su vida en la mítica película Titanic. Ambos son los protagonistas de la recreación de una historia de amor durante el accidente naval más famoso de la historia.

Conseguir el papel de Rose DeWitt Bukater no fue nada fácil para una joven Kate Winslet. Tuvo que cumplir con varias exigencias de todo tipo del director de la película, James Cameron. Gwyneth Paltrow, Claire Danes y Gabrielle Anwar fueron una opción para el papel pero no aceptaron la invitación a hacer las pruebas.

El cambio físico que tuvo que hacer Kate Winslet

La actriz de 21 años estaba tan decidida a hacer el papel que enviaba cartas desde Inglaterra a Cameron insistiendo en que el papel era perfecto para ella. Aunque hizo un gran casting, el director tenía dudas sobre si darle el papel, pero su entusiasmo fue clave para conseguirlo. Para el papel, Kate Winslet tuvo que bajar mucho su peso. Pasó de sus 84 kilos a solo 54 kg para interpretar a Rose.

Cameron, Winslet y Di Caprio en rodaje de Titanic
Cameron, Winslet y Di Caprio, en el rodaje de Titanic (ANSA) ella-hoy.es

Otro de los requisitos para el papel era hablar con acento estadounidense. Kate Winslet es británica y tuvo que trabajar para cambiar su acento y parecer del otro lado del charco. Otra característica de Titanic era que se tenía que grabar con mucha agua. Winslet tiene una extraordinaria capacidad de aguantar la respiración en apnea que ha ido perfeccionando a lo largo de los años. En el rodaje de Avatar 2, donde volvió a trabajar con Cameron, batió su récord y consiguió aguantar la respiración bajo el agua durante 7 minutos y 15 segundos.

La química entre Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, efectos visuales asombrosos y una banda sonora conmovedora crearon una experiencia cinematográfica inolvidable. La película arrasó en taquilla y se llevó 11 premios Oscars, convirtiéndola en una obra maestra del cine que ha dejado una huella imborrable.

Gestione cookie