Piden una fortuna para vender el yate que usaba el rey Juan Carlos

El yate que pertenecía al rey Juan Carlos antes de dejarle el trono a Felipe VI es una lujosa embarcación de unos 41 metros de eslora.

Lujoso yate de unos 41 metros de eslora, construido en 1997 en los astilleros de Bazán, en Cádiz. Pesa más de 35 toneladas y está compuesto por un casco de aluminio. Es capaz de navegar a unos 130 kilómetros por hora. Dispone de un calado de 1,47 metros y 9,2 metros de carga máxima. Esta enorme embarcación perteneció al rey Juan Carlos, quien la dejó de usar en mayo de 2014, antes de que decidiera abdicar del trono y dejarle su lugar a Felipe VI. Este barco, ahora, está a la venta. Eso sí: ¡piden una fortuna por él!

El Rey Juan Carlos y su yate
Al rey emérito le gustó siempre navegar (Fuente Ansa) Ella-hoy.es

El yate, conocido como “Fortuna” cuando el rey emérito era el propietario, se denomina ahora “Foners” y pertenece a la empresa Balearia, que se lo compró a Fundatur por un precio de 2,2 millones de euros. Sin embargo, ahora, lo quiere vender. En su momento, esta embarcación llegó a tener un coste de unos 3.000 millones de pesetas, algo así como 18 millones de euros.

¿Qué precio habría que pagar hoy para quedarse con el yate Foners?

La empresa Balearia quiere vender el barco, sea como sea, pero, claro, falta un comprador, alguien que esté dispuesto a pagar una fortuna por semejante lujo que, además, tiene un valor simbólico, ya que fue utilizado por la monarquía española.

Rey Juan Carlos y el mar
El rey emérito sigue navegando a sus 85 años (Fuente Ansa) Ella-hoy.es

En 2018, el precio de venta era de ocho millones de euros. ¿Caro? Eso pareció, debido a que rápidamente, en apenas unos pocos meses, ese mismo precio cayó hasta la mitad, pidiendo cuatro millones de euros. Tampoco aparecieron ofertas y, hoy, buscan venderlo para -al menos- recuperar la inversión inicial, es decir, 2,2 millones de euros. ¿Podrán? Parece difícil también…

La nave ya ha pasado por las agencias de ventas más importantes en este rubro como Yacht Habour, Superyatchs y Royal Yacth Brokers. Pero no hay caso: sigue sin aparecer alguien que pague una fortuna por el histórico yate.

Mientras tanto, la vida del rey Juan Carlos (85 años), quien fue siempre un amante del mar y de la navegación, sigue dando que hablar a pesar de la abdicación y de su refugio en Abu Dabi, donde vive en la actualidad. Hay quienes aseguran que su regreso a España para volver a vivir en el país está cada vez más cerca…

Impostazioni privacy