Un futbolista de Primera División podría ir a la cárcel

Darwin Machís, futbolista del Cádiz CF, podría acabar en la cárcel tras ser acusado de un delito de lesiones

El futbolista venezolano que ha pasado por clubes como el Huesca, el Leganés, el Udinese, el Valladolid, el Granada y, en estos momentos, milita en el Cádiz atraviesa uno de los peores momentos de su vida, puesto que la Fiscalía pide ni más ni menos que un año y medio de prisión para él.

Darwin Machís podría acabar en prisión
Darwin Machís acusado por un delito de lesiones (Fuente: Instagram @darwinmachis11) – Ella-hoy.es

Los hechos tuvieron lugar cuando Darwin aún era futbolista del Granada y, según la acusación, el futbolista junto con “tres sicarios colombianos” dieron una paliza a la nueva pareja de su exnovia, que no dudó en denunciar los hechos y acusar directamente a Machís.

El relato de lo sucedido que podría acabar con Machís en la cárcel

Presuntamente, el 4 de abril de 2021, en la noche granadina, se produjo una fuerte pelea en un restaurante de Churriana de la Vega. Tal y como lo narra la acusación, representada por el letrado Carlos Aránguez, los hechos transcurrieron tal que así: “Sin mediar palabra propinaron una fuerte paliza entre los cuatro al acompañante de la exmujer de Machís y a un amigo de la pareja que les acompañaba en ese momento. Posteriormente, se dieron a la fuga a gran velocidad, golpeando y causando desperfectos a un vehículo”.

Así ocurrieron los hechos que podrían acabar con Machís en la cárcel
Darwin Machís podría ir a la cárcel (Fuente: Instagram @darwinmachis11) – Ella-hoy.es

Así pues, teniendo en cuenta lo expuesto, la víctima y sus representantes legales solicitan una condena de cinco años por este delito de lesiones. Sin embargo, según las últimas informaciones, parece que la Fiscalía se ha decantado por una pena de un año y medio de cárcel, además de una indemnización por parte de los agresores a las víctimas que rondará los 6.000 euros.

Darwin Machís reconoce los hechos

Según apunta el Diario de Cádiz, el propio futbolista del Valladolid cedido actualmente en el Cádiz reconoció en cierto modo lo sucedido ante el Juzgado de lo Penal Nº2 de Granada. No obstante, el venezolano, instruido por su abogado, tan solo se prestó a responder preguntas emitidas por su letrado, acogiéndose a su derecho de guardar silencio en el resto de la comparecencia.

Finalmente, cabe destacar que la gran baza de Darwin es que según él en ningún momento se utilizaron armas ni sillas del propio local para agredir a sus oponentes, de los cuales Machís quiso aclarar: “Ellos eran tres y nosotros también tres. Dimos y recibimos”. Muy probablemente, en los próximos días conoceremos la resolución en firme del juez, pero lo que está claro es que, pase lo que pase, este suceso dará mucho que hablar en el mundo del fútbol y supondrá un revés prácticamente irreversible para el futbolista del Cádiz.

Impostazioni privacy