Los cinco pueblos que tienes que visitar si viajas a Cantabria

Cantabria es una de las regiones más completas del norte de España y hoy vas a descubrir los cinco pueblos que no puedes dejar de visitar.

Hablar de Cantabria es hacerlo de una de las comunidades autónomas más bonitas de toda España. Destacando principalmente por su verdosa naturaleza y con una climatología lo suficientemente suave en verano que hace que viajar allí apetezca más si cabe, hay que decir que no todo se resume a eso. Esta región tiene un valor incalculable, pero no solo por sus paisajes, sino también por sus pueblos.

Santillana del Mar, viaje, pueblo, Cantabria
Santillana del Mar – Ella-hoy.es

En esta región hay en total 102 municipios. Los hay de todo tipo, grandes o pequeños, costeros, de montaña o de interior, con naturaleza por bandera o industriales, y cada uno de ellos tiene su encanto. Por lo que si hubiese que elegir los cinco pueblos de Cantabria que tienes que visitar sí o sí la decisión podría ser complicada. Por ello, os vamos a dejar las recomendaciones de 5 pueblos que ver en tu viaje a esta comunidad autónoma sin falta.

Cinco pueblos que tienes que visitar en Cantabria

Viajar a Cantabria es una de las mejores experiencias que hay que vivir como poco una vez en la vida. Ese remanso de paz y de naturaleza casa muy bien con los pueblos que se construyeron dentro de sus fronteras. Algo que con el paso de los años ha ido adquiriendo valor arquitectónico a la par que natural.

Sin embargo, decantarse por alguno de ellos en detrimento de otros puede ser un quebradero de cabeza. Por ello, y para dar pistas sobre un viaje perfecto a Cantabria, vamos con los cinco pueblos que no pueden faltar en tu viaje son:

  • Comillas

Para muchos es la joya de la corona y no es para menos. En este pueblo costero el casco histórico se encuentra eclipsado por los tres edificios más representativos del lugar como son El Capricho de Gaudí, el Palacio del Sobrellano y la Universidad Pontificia.

Comillas, Cantabria, Gaudí, Capricho, viaje, vacaciones, pueblos
Capricho de Gaudí, Comillas – Ella-hoy.es

En el caso del primero, el arquitecto catalán decidió dejar su huella en Cantabria y apostó por un colorido edificio que rompería completamente con todo lo visto en la región. A pocos metros se puede encontrar el Palacio del Sobrellano, lugar de residencia del Marqués de Comillas. Se trata de un edificio imponente en la arquitectura y neogótico en la forma, algo que en el pueblo destaca mucho. Para ello no hay más que visitar el cementerio municipal, uno de los más bonitos de toda la comunidad autónoma.

  • Santillana del Mar

Conocido como el pueblo de las tres mentiras al no estar santificada, no ser para nada llana y tampoco ser costero, es uno de los lugares más bonitos e imprescindibles que tienes que visitar en Cantabria. Aquí es donde se encuentran las cuevas y pinturas rupestres de Altamira, aunque únicamente podrás entrar en la neocueva, ya que la original se encuentra protegida.

Sin embargo, no todo se resume en las cuevas de Altamira, sino que Santillana del mar cuenta con un patrimonio donde destaca su casco histórico. Puedes toparte con decenas de edificios de varios siglos anteriores al nuestro, siendo el más representativo la Colegiata de Santa Juliana y su precioso claustro. La Plaza Mayor y las decenas de casonas que verás mientras paseas por sus empedradas calles también son dignas de admiración y algo que quedará imborrable en tu memoria cuando visites el pueblo.

  • Bárcena Mayor

Puede que sea el gran desconocido. Sin tener prácticamente ningún edificio visitable, el pueblo en sí es un patrimonio que merece la pena ver. Si te gusta la naturaleza es el lugar idílico que visitar en tu viaje a Cantabria. Y lo es porque pertenece al Parque Natural de Saja-Besaya y hay varias rutas para hacer senderismo por la zona.

Bárcena Mayor, Cantabria, viaje, pueblo
Bárcena Mayor – Ella-hoy.es

Pero hablando del pueblo en sí, la arquitectura de sus casas y de sus calles, completamente empedradas y con un casco histórico que hace honor a la región que pertenece. Pasear por sus floridas calles y visitar los diferentes lugares artesanales es algo que no puede faltar en tu viaje a Cantabria.

  • San Vicente de la Barquera

David Bustamante la hizo nacionalmente conocida, pero el pueblo en sí es digno de visitar como poco una vez en tu vida. Rodeando el mar, pasear por su paseo marítimo es una de las actividades que te puedes llevar para el recuerdo teniendo fotografías. Algunas son tan llamativas como de la Iglesia de Santa María de los Ángeles con los Picos de Europa al fondo.

La ría de la Barquera, una de las más grandes de la región, también merece un recuerdo pictográfico. Aunque quizás los dos monumentos más representativos son el Castillo del Rey, del S.XIII o el Puente de la Maza y sus numerosos arcos. Visitar sus playas, dentro del Parque Natural de Oyambre, pueden ser una buena forma de descansar y disfrutar de un paisaje increíble.

  • Potes

De primeras, lo más recomendable para llegar a este precioso pueblo es hacerlo a través del Desfiladero de la Hermida para embaucarse del paisaje montañoso mientras circulas paralelo al río Deva. Una vez en el pueblo, Potes destaca principalmente por la torre del infantado, a la que podrás subir para tener una gran panorámico de la zona. Sin embargo, lo más bonito reside en torno la naturaleza y sus puentes con el paso del río por debajo.

Si tienes tiempo, a escasos kilómetros en coche se encuentra el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, el lugar donde culmina el Camino Lebaniego, Patrimonio de la Humanidad. Es uno de los sitios más bonitos no solo por el edificio, sino también por los preciosos paisajes que se pueden observar desde allí.

Impostazioni privacy