Dormir separados, una clave para mejorar la relación de parejas

Para superar una preocupante crisis de pareja o simplemente mejorar la relación, especialistas aconsejan dormir separados. ¿Te convence?

En otra época, se vería con una decisión drástica o reprochable. En los nuevos tiempos, especialistas ya la aconsejan para superar una crisis de pareja o simplemente mejorar la relación. ¿De qué estamos hablando? De que las parejas duerman separadas, simplemente. Parece un esfuerzo menor, pero no lo es. Parece una determinación que no cambiará demasiado, pero la elección ayuda a miles de parejas. ¿Te convence? ¿Crees que sumará en tu relación?

Mujer sin pareja en la cama
Una chica, sola en la cama, sin su pareja (Fuente Ansa) Ella-hoy.es

El dicho, por más que se repita tantas veces, no pierde su lógica: el amor se construye todos los días. Y si algo no está funcionando, probar cualquier tipo de variante puede ser una solución. No se debe temer al riesgo o al cambio. Sólo hay que animarse y combatir ciertos formalismos que, si se analizan, algunos carecen de sentido común.

La opinión de los especialistas

Los especialistas, en primer lugar, invitan atacar el problema desde una lógica elemental. Dormir mal puede ser un provocador ideal para aumentar los conflictos por la simple razón de que nadie está de buen humor si pasó una mala noche. Además, como se sabe, la falta de sueño afecta la capacidad de empatía. Y la empatía, por supuesto, es clave en las relaciones humanas, cualquiera que sea, no sólo las de parejas.

Un dormitorio sin compartir con la pareja
Las relaciones entre las parejas están cambiando (Fuente Ansa) Ella-hoy.es

Ahí ya tenemos un punto interesante: se duerme mal, aumenta el malhumor y, por ende, cualquier pequeñez conflictiva se ve más grande. Los expertos, para solucionar esto, hablan de “divorcio del sueño” o “sleep divorce”. ¿Qué significa? Sencillamente, tomar la decisión de dormir en camas separadas. Ahora bien: antes de poner esta táctica en práctica, los mismos especialistas aclaran que esta determinación tiene que salir de parte de los dos, ya que si un miembro de una pareja no está de acuerdo y acepta por presión, es probable que esta estrategia no funcione tan bien como es debido.

Un difundido estudio publicado en 2014 concluyó que existía una conexión entre las dinámicas del sueño y de las relaciones. También, para no tomar una medida que signifique un contraste enorme para la relación, se puede optar por dormir separados sólo entre semana y juntarse los fines de semana. Otra vez, aquí vuelve la lógica para ayudarnos: los días de trabajo aumentan el estrés y la ansiedad, tenemos horarios estrictos, presión y menos tiempo libre. El otro factor es que ese fin de semana se esperará con más ganas y será más especial, valorando lo que tenemos y queremos conservar.

Impostazioni privacy