¡Cuidado! Esta podría ser una de las causas de tus brotes de acné

Los brotes de acné aparecen de forma inesperada. Las causas pueden ser muchas aunque quizás hay una en tu rutina que no has tenido en cuenta. 

Tener una piel perfecta y libre de espinillas o poros resulta muy complicado, especialmente para las personas con exceso de grasa o sebo. Mantener una higiene correcta e implementar una serie de productos no grasos a tu ‘skincare’ es fundamental. No obstante a veces hacemos toda nuestra rutina correctamente y aún así amanecemos con un brote de acné repentino que creíamos controlado. Las causas pueden ser muchas y seguramente las conozcas: alimentación, hormonas, síndrome premenstrual, ácaros, inflamación cutánea…, etc.

causas brote de acné
¡Cuidado! Esta podría ser una de las causas de tus brotes de acné. Ella-hoy.es

Sin embargo quizás hay un factor que no has tenido en cuenta y que influye bastante en estos brotes incontrolables. Dermatólogos y expertos en el cuidado de la piel insisten en evitar el contacto con agente irritantes que pudiesen provocar este tipo de inflamaciones. Por ejemplo: los ácaros del polvo y otras bacterias, cosméticos grasos u otros posibles microorganismos perjudiciales para nuestra piel como los que podemos encontrar en las almohadas sucias de nuestra cama.

Cada cuánto debes cambiar las sábanas de tu cama si tienes la piel grasa

Las sábanas y almohadas están en constante contacto con nuestro rostro. De hecho las fundas de las almohadas recogen todo tipo de bacterias en los restos de sudor, maquillaje o células muertas que dejamos en ellas al dormir. Lo que puede convertirse en otra forma de contaminar y ensuciar nuestra piel desencadenando alergias o brotes de acné. Por eso, tan importante es realizar una correcta rutina ‘skincare‘ durante la mañana y la noche, como cambiar las sábanas y mantener una higiene textil en nuestro dormitorio.

causas brote de acné almohada
Cada cuánto debes cambiar las sábanas de tu cama si tienes la piel grasa. Ella-hoy.es

Debemos tener en cuenta que durante la noche se produce la regeneración celular del cuerpo. Pero de nada sirve irte a la cama con la rutina de belleza perfecta si después, al dormir, vamos a volver a ensuciar la piel y engrasarla con las sábanas. Por ello, y aunque no existe una pauta de frecuencia definida, lo recomendable es lavar estas prendas de cama al menos una vez a la semana. 

Mientras que las fundas de las almohadas es aconsejable cambiarlas dos o tres veces cada semana. Pues como hemos mencionado antes en ellas pueden proliferan todo tipo bacterias, ácaros y hongos que no solo nos produzcan acné y puntos negros, sino también problemas de salud. 

Impostazioni privacy