Íñigo Onieva desvela sus planes de ser padre con Tamara Falcó

Íñigo Onieva atiende a la revista ¡Hola! y revela los planes de futuro que tiene la pareja, incluyendo el deseo de ser padres

El pasado sábado 8 de julio, Tamara Falcó e Íñigo Onieva se dieron el ‘sí quiero’ en una boda multitudinaria y súper glamurosa en la finca El Rincón, a las afueras de Madrid y propiedad de la marquesa. Un encuentro mágico y muy especial para la pareja que pudo festejar, junto a decenas de amigos y familiares, el que ya es el enlace del año.

Boda de Íñigo Onieva y Tamara Falcó
Íñigo Onieva y Tamara Falcó en su boda (Fuente Instagram @ionieva / ella-hoy.es)

Este lunes, la revista ¡Hola! publica su segundo número íntegro sobre la boda entre Tamara e Íñigo. En él aparecen nuevos detalles sobre el enlace, con declaraciones de los protagonistas, que en estos momentos se encuentran de luna de miel recorriendo el mundo. Su primera parada ha sido Sudáfrica, y quién sabe si durante el viaje de novios no podría darse la sorpresa y germinar la semilla de la vida.

Íñigo Onieva quiere tener tres hijos con Tamara Falcó

En el nuevo número de la revista ¡Hola!, el nuevo marqués de Griñón ha concedido una entrevista en la que ha desvelado los planes de futuro que tiene la pareja, incluyendo el deseo que ambos tienen de ser padres y ampliar así su familia tras el enlace matrimonial. “Después de habernos casado, lo que nos hace ilusión es tener hijos”, revela Íñigo Onieva.

Beso boda de Íñigo Onieva y Tamara Falcó
Íñigo Onieva y Tamara Falcó besándose en la boda (Fuente Instagram @ionieva / ella-hoy.es)

Sobre cuándo tienen previsto intentarlo, el empresario no da ninguna pista y señala que será “cuando Dios nos bendiga con ello”. No obstante, preguntado por el número de hijos que le gustaría tener, el marqués reconoce que “tres” sería el número “perfecto”, ya que le permitiría formar así una familia “ni muy pequeña ni muy grande”. Aunque para Onieva, el número es lo de menos. Su prioridad es estar “con los hijos que sea, pero feliz” junto a Tamara.

De hecho, en la misma entrevista, Íñigo no oculta su amor por la hija de la Preysler y confiesa que “el momento más emocionante” de la boda fue cuando vio entrar a Tamara en la capilla: “Fue como si entrara una princesa de cuenta de hadas”, explica el empresario, quien concluye quitando hierro al asunto sobre el legado de Carlos Falcó y el tema del marquesado: “Al igual que Tamara, yo también siento que esta boda es el triunfo del amor. No lo tengo interiorizado. No estamos hablando solo del legado del padre de Tamara. El título no es algo que te pertenece, sino algo que tú custodias”, recalca el nuevo marqués de Griñón.

Impostazioni privacy