Consejos caseros para acabar con los sofocos de la menopausia

Los sofocos durante la menopausia son muy habituales e incómodos, pero existen una serie de remedios para reducirlos.

Con la llegada de la menopausia, comienzan a aparecer los dichosos sofocos, que surgen tanto de noche como de día. No son peligrosos para la salud, pero sí que son incómodos porque pueden ir acompañados de sudores e, incluso, afectando al sueño.

sofocos mujer menopausia salud consejos
Mujer con sofocos (Ella-hoy.es)

Suelen durar unos años, y a veces se vuelven insoportables; aunque no todas las mujeres llegan a tener estas molestias antes o durante su menopausia. En cualquier caso, vamos a explicarte los mejores remedios naturales para acabar, o al menos reducir, estos episodios tan molestos.

Remedios naturales para reducir los sofocos de la menopausia

Muchas mujeres definen los sofocos como un momento de calor que va del pecho hacia la cabeza, acompañado de sudores repentinos. Se produce porque el cuerpo comienza a producir menos estrógenos y, con esta bajada, se altera la temperatura corporal, complicando su regulación. No obstante, existen numerosos remedios que pueden ayudarte a sobrellevar estas alteraciones de temperatura.

Existen algunas plantas que tienen propiedades medicinales que son altamente beneficiosas durante la menopausia. Entre ellas encontramos la salvia, que, además de ayudar en los problemas digestivos, mejora las molestias de la menopausia. Por otro lado, el lúpulo también ayuda a combatir la disminución de estrógenos, produciendo una sustancia vegetal similar a estos que hace que los sofocos se reduzcan.

consejos remedios menopausia sofocos mujer salud
Consejos para reducir los sofocos de la menopausia (Ella-hoy.es)

Asimismo, el aceite de semillas de lino es muy eficaz, porque contiene ácidos grasos y omega 3 que son muy saludables para las mujeres. Y es que, además de prevenir los síntomas de la menopausia, también ayuda a reducir las enfermedades cardíacas. No obstante, si no puedes adquirir estas plantas, tienes la opción de la miel para reducir los sofocos. Bastará con que mezcles una cucharada de este superalimento en un vaso de agua caliente y lo tomes cada noche antes de dormir.

De igual forma, el vinagre de manzana orgánico, por su alto contenido en vitaminas A y B, sales minerales y grasas beneficiosas, hace que el metabolismo se equilibre y mitiga los cambios hormonales que se producen durante la menopausia. En este caso, tendrás que mezclar dos cucharas de vinagre de manzana en un vaso de agua caliente y tomarlo media hora antes de irte a la cama.

Pero además de todos estos remedios, es importante seguir una serie de hábitos saludables e imprescindibles que reducirán significativamente los sofocos. El primero es evitar el alcohol, porque es uno de los principales causantes del aumento en la temperatura corporal. Asimismo, es conveniente beber dos litros de agua al día y dejar de fumar.

Impostazioni privacy