¡Cuidado! Los ingredientes que jamás debes mezclar en tu rutina facial

Toma nota de los ingredientes que nunca se deben mezclar para evitar algún que otro susto en la rutina facial.

Antes de elaborar nuestra rutina facial, es imprescindible conocer bien todos los productos y sus ingredientes. No solo por el hecho de saber cuál nos conviene más, sino para descifrar cuáles se pueden mezclar y cuáles no.

rutna facial mezclar
La rutina facial es muy importante – Ella-hoy.es

Muchos artículos pueden ser beneficiosos si se utilizan por separado, pero bastante perjudiciales si se usan de manera conjunta. Por ello, a continuación, se detallarán los ingredientes que no hay que mezclar para no poner en riesgo la piel. ¡Vamos! Coge el cuaderno y apunta.

Los ingredientes que no debes juntar en tu rutina facial

  • Peróxido de benzoilo y retinol

El retinol es nuestro gran aliado en la cosmética. Viene bien para mejorar la textura y el aspecto de la piel, pero también ayuda a prevenir arrugas y manchas. Y hay que tener mucho cuidado, ya que no se puede mezclar con cualquier principio activo. Por su parte, el peróxido de benzoilo sirve para eliminar las bacterias que causan el acné. Por lo que ambos tienen efectos muy beneficiosos para la piel, ¡pero por separado! Si los mezclamos, nuestro cutis puede irritarse, secarse, además de enrojecerse, producir ardor, o descamación, sobre todo en pieles sensibles.

  • Vitamina C y retinol

Como sabrás, la vitamina C sirve para unificar el tono de la piel, disminuir las arrugas y mejorar la elasticidad y la firmeza de la piel. Y si se juntan, ambos ingredientes pueden anularse el uno al otro, ya que el retinol es un tipo de vitamina A. Lo mejor es usar la vitamina C por la mañana para protegernos de los rayos del sol y el retinol por la noche para que actúe para prevenir las arruguitas y las posibles manchas.

  • AHAS y retinol

Cuando hablamos de AHAS nos referimos a ácido glicólico y ácido láctico. Y mezclar cualquiera de los dos ingredientes con el retinol es todo un riesgo para nuestra piel. Ambos la exfolian, por lo que juntarlos puede ser una bomba. La mejor forma de introducirlos es alternándolos por la noche, retinol un día y al siguiente AHA, y usando el AHA por la mañana y el retinol por la noche, como hacemos con la vitamina C.

  • Ácido salicílico y retinol

El ácido salicílico alivia a reducir la hinchazón producida por el acné, a disminuir el enrojecimiento y a abrir los poros de la piel. Si se junta con el retinol, la piel puede resecarse.

Productos maquillaje cosméticos mujer
Productos de maquillaje y cosmética de mujer (ella-hoy.es)
  • Vitamina C y ácido salicílico

Ambos ingredientes son excelentes para nuestra piel; pero si los mezclamos, se anularían los efectos de ambos activos. Los puedes usar por separado y, así, obtendrás unos resultados increíbles para nuestro cutis.

  • Vitamina C y ácido glicólico

Esta mezcla puede ser realmente perjudicial por tres motivos. El primero es que, si se juntan, también pueden anularse entre sí. Asimismo, el ácido glicólico puede descomponer la vitamina C, disminuyendo así su efectividad. Y, finalmente, si se usan con gran asiduidad, ambos productos pueden causar inflamación e irritación.

  • Vitamina C y peróxido de benzoilo

Por otro lado, cuando el peróxido de benzoilo entra en contacto con la vitamina C, puede ser altamente perjudicial, descomponiendo e irritando nuestra piel.

  • Niacinamida y AHAS/BHAS

La niacinamida es una vitamina que, además de restaurar la barrera protectora de la piel, ayuda a prevenir el antienvejecimiento, la hiperpigmentación y permite regular la grasa que producen las glándulas sebáceas, disminuyendo así el acné. Tiene muchos beneficios, por lo que es fundamental introducirla en nuestra rutina, pero cuidado con mezclarla con los alfahidroxiácidos (AHAS) y los betahidroxiácidos (BHAS). Estos últimos ingredientes son exfoliantes químicos que eliminan la acumulación de células muertas para dejar nuestra piel más suave. Sin embargo, nunca deben juntarse con la niacinamida, ya que ésta puede anular los efectos de los AHA y BHA, enrojeciendo e irritando nuestra piel.

Ahora ya si que no puedes cometer ningún error a la hora de mezclar productos en tu rutina facial. Con estos pasos, verás como tu piel va mejorando poco a poco. Eso sí, no te olvides nunca de la crema solar como último paso en tu rutina.

Impostazioni privacy