San Valentín no es una buena idea para arreglar tu pareja

Muchas parejas buscan que este día sea especial, casi idílico, y que consiga eliminar los problemas que tienen en su relación

Puede ser el día por excelencia de la pareja, la fecha del año señalada para que el amor aflore y demostrar (aunque todos los días hay que fomentar el amor) el cariño que se le tiene a esa persona con la que has elegido compartir tu vida.

San Valentín no es una buena idea para arreglar tu pareja
San Valentín no es una buena idea para arreglar tu pareja Ella-hoy.es

Parece que San Valentín es el día escogido para olvidar absolutamente todo y disfrutar de la pareja, aunque esto no es lo recomendable. Un día señalado no elimina todo lo tóxico que puede acarrear una relación durante un elevado periodo de tiempo. Quizás se quiera disfrazar con las flechas de Cupido los males que puedan existir, pero en muchas ocasiones suele tener el efecto que no deseamos.

Si tienes problemas con tu parejaSan Valentín no lo va arreglar todo de buenas a primeras. Las parejas no se encuentran siempre al mismo nivel de sentimientos y las sensaciones pueden pasar malas jugadas. Se puede tener una imagen idealizada de lo que puede ser ese día por una de las partes mientras que la otra no, solo es un día más en el calendario.

Muchas personas utilizan San Valentín para volver con su pareja

Por otra parte, hay personas que utilizan este día como un reclamo para ponerse en contacto con la persona con la que ha mantenido una relación y desea volver. Esta estrategia puede volverse especialmente dura si no tiene el resultado esperado. Incluso esa persona que busca el acercamiento puede hacerlo desde la atmósfera que envuelve el día más que desde los propios sentimientos.

Muchas personas utilizan San Valentín para volver con su pareja
Muchas personas utilizan San Valentín para volver con su pareja Ella-hoy.es

Debemos obviar determinadas estrategias comerciales de los grandes almacenes que nos hacen creer que seremos malas parejas si no caemos en los encantos de San Valentín. El amor es mucho más que un día del que disfrutar y se debe cultivar los 365 días del año. Suena a una expresión manida e incluso de persona que odia el significado que encierra el 14 de febrero, pero es la indicación que realizan numerosos expertos de pareja. Durante los días anteriores y esa misma jornada sufrimos un bombardeo de imágenes y mensajes que nos indican que iremos en contra del sentimiento generalizado que promueve una jornada como la que vamos a vivir.

Pero no se trata de demonizar San Valentín, sino de utilizarlo de una forma lógica y coherente para que no sea contraproducente sus efectos. Podemos celebrar y regalar pero siempre sabiendo mantener los pies en la tierra y no tener expectativas demasiado elevadas.

La cuantía del regalo o el producto en sí es lo de menos, es más importante la intencionalidad o la afectividad que se buscó en él. Te recomendamos que apuntes más con tus flechas a cosas que llegarán al corazón de tu pareja, más que a regalos ostentosos con un elevado precio que quede en una superficialidad que no te ayudará

Impostazioni privacy